Seleccionar página
La alimentación es demasiado importante para nuestro cuerpo como para que no le prestemos atención. A continuación, tenemos una estrategia muy sencilla como es el «Plato de Harvard» o «Plato saludable», adaptado a una alimentación vegana, para poder llevar una alimentación saludable y equilibrada.

Hoy en día, tanto la dieta vegana como la omnívora, hay un claro problema en la alimentación, un problema dietético. Tenemos al alcance de nuestra mano innumerables cantidades y tipos de alimentos, pero no sabemos escoger, no sabemos cómo llevar una buena alimentación, saludable y equilibrada.

Una herramienta muy útil, que nos puede ayudar en nuestro día a día a la hora de confeccionar nuestros platos es el “Plato de Harvard” o, también llamado “Plato saludable”. Este fue diseñado para la población general, pero se puede adaptar fácilmente a una alimentación vegana siguiendo sus mismos criterios1. Este plato adaptado es el siguiente:

Plato saludable de Harvard, versión vegana

Este plato fundamentalmente se compone de 5 pilares fundamentales:

  1. La mitad del plato se debe componer de verduras y hortalizas, haciendo combinaciones de diferentes verduras en cada plato para no caer en la monotonía, y aprovechando las frutas de temporada. 
  2. Una cuarta parte del plato se debe componer de cereales, preferiblemente integrales y tubérculos.
  3. La cuarta parte del plato restante se compone de proteínas vegetales, como legumbres y derivados, frutos secos, semillas etc.
  4. Fuera del plato, o formando parte de las verduras y hortalizas, encontramos la fruta. No nos olvidemos que debemos consumir mínimo 2-3 piezas de fruta al día.
  5. Por último, pero no menos importante nos encontramos con el agua, esta debería de ser la bebida estrella en nuestra alimentación, teniendo otras opciones como el té, café  o infusiones.

Parece complicado, pero es más sencillo de lo que parece. En general, en nuestra dieta abundan los alimentos altamente procesados, ricos en azúcar y grasas de mala calidad y un bajo consumo en verduras y fruta. Por otra parte, especialmente en la alimentación vegana, no se dispone de gran cantidad de  información verídica y fiable, por lo cual, hay que tener mucho cuidado a la hora de escoger la información. 

Muchas personas piensan que llevar una dieta vegana o vegetariana es llevar una alimentación saludable, pero hay que realizarla correctamente para que esto sea así. Hay que tener mucho cuidado a la hora de escoger alimentos procesados, ya que, la gran mayoría de ellos, no serán nutricionalmente adecuados. Si realizas un cambio en tu dieta, como la transición al veganismo, es importante realizar un seguimiento con tu médico, realizar analíticas periódicas para asegurarnos una buena salud.

Cuidar nuestra alimentación, es cuidarnos a nosotros, cuidar a nuestro cuerpo, nuestra verdadera casa. Por ello, hay que ser conscientes de que, una buena dieta vegana nos va a ayudar a mantener un buen estilo de vida y a prevenir numerosas enfermedades2.

Por ello, cuida tu salud y ella te cuidará a ti!

Referencias:

  1. Día Mundial del Veganismo. s.f. El plato de Harvard, versión vegana. https://www.diamundialveganismo.org/nutricion/
  2. Craig WJ, Mangels AR. Position of the American Dietetic Association: vegetarian diets. J Am Diet Assoc. 2009;109:1266–82.

Abrir chat
Powered by